lunes, 15 de junio de 2009

Cuaderno escolar




Juan Ramón Santos es tan joven que nació en Plasencia. Y escribe tan bien, tan maravillosamente bien, que se atreve a titular su última entrega con el rótulo de Cuaderno escolar. Una imagen de Le Corbusier bautiza los ojos desde la portada de ese libro. Y luego vienen cuarenta y dos pequeñas historias. Cuarenta y dos prodigios de humor, ingenio, dominio del relato y buena literatura. En sus páginas se nos habla de un vendedor de juguetes próximo a la jubilación; de unas personas que esperan la apertura de un extraño mercado; de una anómala sucesión de rostros que, bajo las siglas AP, parecen estar en busca y captura con la inaudita recompensa de 1979 dólares; de caníbales salvados de la pena capital gracias a la sagacidad lingüística de su abogado; de dos curiosos ucranianos, que beben como esponjas; del mayor devorador de petit-suisses del mundo; de la maldad intrínseca que atesoran los interruptores de la luz en medio de la noche; y de muchas historias más, tan impactantes como breves y bien contadas.
Decía el ladino Baltasar Gracián (ustedes quizá lo recuerden) que más obran quintaesencias que fárragos. Y es verdad casi siempre.
La Junta de Extremadura, que ha tenido el buen juicio de poner tapas a la colección de historias que ha inventado Juan Ramón Santos, se merece un aplauso enorme, extasiado y fervoroso. Y yo, desde la otra punta de España, se lo envío. No me cabe la menor duda de que buscaré a partir de ahora los libros sucesivos (que vendrán, y serán maravillosos) de este escritor. Apúntense su nombre. Es un consejo de amigo.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Apuntado queda.

Clares dijo...

Queda apuntado, ya mismo. Espera que busque un bolígrafo.... Juan... Ramón... ¿Cómo era el apellido? Ah, sí, como el café que había antes a la vuelta de la Platería, donde se reunían los pintores y algunos escritores... Santos. Seguro que no se me olvida. Por cierto, ¿qué tal el fin de semana último de junio para una cenita en el campo con tu Marata y unos amigos? Ya te escribo.

Juanra dijo...

Mi nombre es Juan Ramón Santos.
Muchísimas gracias por su entusiasmada reseña.
Mi dirección de correo es juanrasd@gmail.com.
Escríbame y seguimos charlando.
Gracias de nuevo.