lunes, 5 de octubre de 2015

Arthur & George



Para ciertos reseñistas, y para algunos profesores de literatura, constituye un auténtico deporte olímpico (que practican con una devoción digna de mejor causa) humillar a los lectores que tienen enfrente diciéndoles que si no conocen tal obra o a determinado autor están incurriendo en la estulticia o chapoteando en la miseria intelectual más deplorable. Me abstendré, por tanto, de abocarme hacia esa insensatez. Pero no me resistiré a ofrecerles un consejo amistoso, efusivo y cordial: lean si tienen ocasión la novela Arthur & George, de Julian Barnes. La publicó en 2007 el sello Anagrama, traducida por Jaime Zulaika, y es una auténtica delicia para la inteligencia y para el paladar literario.
En ella se nos cuenta una historia realmente asombrosa y atosigante: la del joven abogado George Edalji (un inglés de ascendencia parsi) quien, a raíz de unos extraños acontecimientos que ocurren en el pequeño pueblo de Great Wyrley, se ve cercado por un muro de murmuración, insidias y acusaciones sin base, que lo terminan conduciendo a prisión. Una vez allí, Arthur, un escritor que también es abogado, decide arrostrar con el peso de su defensa y demostrarle al mundo entero que el joven Edalji es inocente de todas las monstruosidades y delitos que se le imputan.
Hasta ahí, la historia es atractiva y suculenta; pero convendrá que añada a mi síntesis dos detalles cruciales. El primero es que la historia ocurrió realmente, en los primeros años del siglo XX; el segundo es que Arthur, el intrépido abogado-escritor que asume su defensa, no fue otro que Arthur Conan Doyle, mundialmente famoso por haber creado al detective más famoso de todos los tiempos: Sherlock Holmes.
Disfrutarán con este libro los amantes de la buena prosa, de los análisis psicológicos (figuras como Edalji, Arthur, la señorita Leckie o Shapurji alcanzan la cima de la excelencia, y se nos muestran ante los ojos no solamente fotografiados, sino incluso radiografiados), de las intrigas llevadas con elegancia y de los diálogos bien construidos (quien quiera comprobarlo sólo tiene que acudir a la tensa y brillante disputa detectivesco-policial que el capitán Anson y Arthur Conan Doyle mantienen entre las páginas 387 y 409).

Y si al acabar esta obra quedan tan deslumbrados como resulta previsible por la habilidad literaria de Julian Barnes no tienen que preocuparse: la editorial Anagrama ha publicado en España una gran cantidad de obras del británico, desde sus novelas (El loro de Flaubert, El puercoespín, Una historia del mundo en diez capítulos y medio, etc) hasta volúmenes menos conocidos (como El perfeccionista en la cocina). Acudan a ellas y déjense embriagar por una de las prosas más seductoras de nuestro tiempo.

2 comentarios:

Francisca Abellán Soriano dijo...

Cielo santo. Me acabo de encontrar con una joya, una novela de Julian Barnes, al que nunca me he atrevido a acercarme, por miedo, a ser una ignorante, y resulta que, en esta obra, "Arthur y George", Rubén Gallego, me ofrece una reseña, a la que o puedo resistirme, pertenece, un poquito, a mi género adorado de la novela negra,con enjundia y bien escrita, y un argumento, que se parece demasiado a...En fin, cosas mias.A por ella, que es muy bella. Gracias Rubén.

Diego Sevilla dijo...

Viendo este libro, te recomiendo "Among Others", de Jo Walton. No sé si se ha traducido al español, pero es una verdadera maravilla integral. Ganador del Nebula 2011 y del Hugo del 2012. Me apunto el tuyo para leerlo cuando pueda :)

Un abrazo,
diego.